21 abr. 2012

Tal vez no sea boxeador, pero prometo luchar por ti.

Firmaré con pseudónimo esta declaración bélica en la que no lucharé para matar, si no para que no me maten. Parece ser que ya no se mata con armas, los venenos ya no son sutiles asesinos. Ahora se mata con un "pero", con un "jamás" definitivo, con un "siempre" incumplido. La sutileza ha pasado a manos del olvido, y la delicadeza.. la delicadeza ya no tiene lugar cuando de un homicidio sentimental se trata. Me han matado tantas veces con un "no", que ya no tiene sentido volver a resucitar para que vuelvan a asesinarme el alma. Sé que se daña inconscientemente igual que sé que no todos han sido asesinos crueles. Quizás confíe en ti y en tu sonrisa una vez más.. y me volverás a matar. Pero lucharé igualmente por ti, porque sí, porque me merezco una muerte digna. Y sé que tú, podrás matarme como nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario