8 mar. 2012

Y llorarás cada uno de los colores de nuestro cielo, cada lágrima coloreada de recuerdos pasados.

Hoy nos queremos de mutuo acuerdo, al fin. Un día en el que puedo desear desearte y querer quererte, más que nunca. Promesas borradas, tachadas. Y hoy te percatas de que me necesitas en tus promesas, de que quieres reescribirlas.. conmigo. Decidimos dejar atrás lo que atrás tuvo que quedar(se), lo que el frío dejó muerto, lo que el invierno decidió no contarnos. Me susurras primaveras y rosas sin espinas, me dices que podremos superar los oscuros, crear claridad en la que refugiarnos. Los días soleados están por llegar ¿recuerdas? Miro atrás y es todo tan paradógico.. Hay torrenciales lluvias que me ahogan, soleados días que me olbigan a sonreir. Siempre fuimos de llevarlo todo al extremo. Mañana me despertaré y sentiré que eres sol cubierto de nubes, lluvia ácida que destruye mis sentires.. Destruirás las nubes que me enfrían, tornarás en frescas tus lluvias. Para entonces puede que yo ya no esté en la ventana de las segundas oportunidades, puede que me haya cansado de ver llover.

No hay comentarios:

Publicar un comentario